Una experiencia irrepetible. A review of Radisson Royal Moscow

El título tiene una clara explicación. El hotel ha cambiado de dueño y muchas cosas habrán cambiado. Pero incluso las que lo precisaban, como el mobiliario algo anticuado de la habitación, o los sanitarios y griferías del cuarto de baño, le daban un encanto especial y característico que, con toda seguridad, ya se habrá perdido. Estuvimos hace 8 años y entonces las medidas de seguridad abrumaban un poco, sobre todo porque no es costumbre, salvo en los buques de cruceros, pasar por un escáner todo lo que llevas contigo cuando entras en el hotel. Recuerdo especialmente las cenas con caviar y acompañamiento de pianista en el bar al que se accedía por la escalera del loby, y también el excelente bufet de desayunos en una preciosa ala esquinera del edificio, dando al parque. El servicio no me pareció especialmente cálido, pero si profesional.
Reviewed by Oct 13, 2005
Radisson Royal Moscow
475 reviews